jueves, noviembre 13, 2008

Visita a la BIACS



Ayer visitamos la Bienal de Arte contemporáneo los dos grupos de 2ºBach. y 4ºA. Aunque sabíamos que no se trataba de cuadros y esculturas tradicionales, ni tan siquiera de absurdas instalaciones como las que estamos acostumbrados a ver al final de los telediarios como grandes inventos, la exposición nos sorprendió muchísimo.
La mayoría de las obras de arte eran estéticamente valiosas, pero además podíamos interactuar con muchas de ellas, de tal manera que la obra de arte cobraba todo su sentido cuando era manipulada por el espectador. Así, nada más entrar, te encontrabas con tu imagen dentro de un tambor que sonaba a modo de saludo; un poco más adelante podías ver tu imagen en el fondo de un lago cuyas aguas podían cobrar vida al rozar un cristal; nuestras sombras podían jugar en una pared con pompas de jabón; creamos música electrónica con piezas de distinta forma que apoyábamos en un gran CD; aporreamos miles de moscas tecleando en una antigua máquina de escribir; encendimos con diversos colores una intrincada maraña suspendida sobre nuestras cabezas; y una serie de potos muy normalitos colgados en un techo en un pasillo de paso nos sorprendieron especialmente: sus hojas sonaban de muy diferentes maneras al acariciarlas.
Como dijo un chaval: "¡Este arte tiene tol arte!"
Pero, como en todo, también había fallos: Algunas instalaciones no estaban en funcionamiento por restauración; otras, no se sabe por qué motivo.
Pero, en general, disfrutamos con la visita y, aunque no estaba permitido, sacamos algunas fotografías...

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home