sábado, mayo 30, 2009

El tesoro de la Hispanic Society of América



Tenemos ahora la oportunidad de visitar en nuestra ciudad una preciosa e interesante exposición: El tesoro de la Hispanic Society of América, abierta desde el día 11 de mayo hasta el 30 de junio en el Centro Cultural Cajasol (entrada por Calle Arguijo). La exposición ha podido ser vista, antes que aquí en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, fruto de un acuerdo alcanzado en Nueva York, entre la Hispanic Society of America y el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid y que gracias a la colaboración de Cajasol hoy podemos disfrutar en Sevilla. Esta exposición presenta por primera vez en España la colección arqueológica de esta institución, creada en 1904 por el magnate estadounidense Archer M. Huntington, para “reunir una muestra significativa de la cultura española y para promover su estudio y su conocimiento”.



Archer Milton Huntington
Archer Milton Huntington nació en 1870 en Throggs Neck (Bronx). Era hijo de un industrial del ferrocarril, del que recibió una de las mayores fortunas de Estados Unidos, mostró desde muy joven un gran interés por la cultura española, viajando con tan sólo 20 años hasta España para conocerla in situ, para ello aprendió español y además el árabe, para poder llegar al fondo de una parte muy importante de la Historia de España. Pero lo que verdaderamente lo engrandece como persona fue la fundación en 1904 de la Hispanic Society, con el fin de crear un museo y una biblioteca que difundieran la cultura española de forma totalmente desinteresada. Sería Sorolla el artista que decorararía dicha biblioteca, por encargo de Huntington, pintando los paneles sobre las regiones españolas, que tuvimos la oportunidad de disfrutar el año pasado en Sevilla y que ahora se exhiben en Madrid. La magnífica colección de la Hispanic Society fueron compradas por Huntington cuando realizaba sus viajes por Europa (y entre ellos los varios que realizó a España) a partir de las últimas dos décadas del siglo XIX. El rico mecenas e hispanista tenía como norma nunca comprar piezas a anticuarios que fuesen productos de robos o de algún expolio a un yacimiento arqueológico. Pero también, muchas de las piezas las obtuvo gracias a su colaboración en numerosos proyectos arqueológicos o a sus relaciones profesionales y personales con importantes arqueólogos como George Bonsor. Poco a poco, durante más de cinco décadas Huntington fue formando la que está considerada como la mejor colección privada del mundo sobre cultura española fuera de nuestras fronteras nacionales. Como curiosidad os diré que estuvo casado en segundas nupcias con la escultora, también norteamericana, Anna Hyatt Huntington (1876 – 1973) autora del monumento que nuestra ciudad tiene dedicado al Cid y que popularmente se conoce como “El caballo”. La escultura fue una donación de la propia artista a Sevilla con motivo de la “Exposición del 29”.



La exposición
“El tesoro de la Hispanic Society of América” reúne más de 400 piezas arqueológicas, formada por vidrios, cerámicas, bronces, hierros, piezas de mármol, dibujos y fotografías de esta excepcional colección, que abarca un amplio periodo cronológico, desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna. Uno de los comisarios de la muestra es Manuel Bendala, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid. La exposición está articulada en tres partes: La primera, “Huntington, de coleccionista a hispanista”, la segunda , “La Hispanic Society of America y el museo español’, y la última y más amplia sección de la exposición, “Huntington y la Arqueología española”. La muestra nos enseña piezas muy singulares tanto por su belleza, buena conservación y por su importancia en la arqueología, destacan los vasos campaniformes de El Acebuchal (Carmona, Sevilla), de la primera mitad del segundo milenio a.C. ; los marfiles fenicios de la necrópolis de Bencarrón, El Acebuchal y Cruz del Negro (Sevilla), piezas únicas de los siglos VII-VI a.C.; el tesoro celtibérico de Palencia (siglos II-I a.C.), importante por la calidad de su manufactura y la riqueza de sus materiales; la figura egiptizante de Reshef (siglo VII a.C.), conservada en perfecto estado; así como la abundante colección de bronces o esculturas romanas. Huntington colaboró personal y científicamente con el arqueólogo George Bonsor y gracias a esta relación el ilustre hispanista conoció de primera mano las excavaciones de Carmona y de Itálica -"Bonsor le proporcionó el principal legado que Huntignton reunió posteriormente en Nueva York", - ha explicado Manuel Bendala, por lo que la exposición es además testimonio de la unión y del estrecho trabajo entre ambos. Para ilustrar todo esto en la muestra se pueden contemplar además de las piezas pertenecientes a la Hispanic Society of America, otras procedentes de la Casa Museo Bonsor, de Mairena del Alcor (Sevilla), del Museo Arqueológico de Sevilla, del Archivo General de Andalucía, así como del Museo Casa Palacio Condesa de Lebrija y la colección José Manuel Rodríguez Hidalgo.

http://www.hispanicsociety.org/



Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home