sábado, septiembre 06, 2008

Razones para volver al Tuto con alegría

Ya en estos primeros días de Septiembre, con las puertas del Centro abiertas, nos vamos reecontrando todos poco a poco. Unos vamos llegando con más ganas, otros con menos. ¿A quién no le cuesta volver a madrugar, despejarse la mente antes de las once, hacerse a la idea de que el día ya no está enteramente libre para disponer de nuestras horas como queramos?. Pero, después de tan prolongado tiempo de ocio, muchos notaréis un cierto hastío.
Es el contraste entre el trabajo y el descanso lo que hace que este último resulte más satisfactorio. Por supuesto, si nuestro trabajo nos gusta y resulta creativo, estimulante y nos proporciona lo necesario para vivir, estaremos en condiciones de valorar este contraste, de apreciar tanto los periodos de actividad laboral como los de reposo.
El estudio es trabajo, y es a la vez preparación para el trabajo. ¿Para qué venimos al Instituto? Para adquirir los conocimientos y aptitudes necesarias para poder contar en un futuro con una vida profesional y social estable y feliz.
El conocimiento en sí mismo aumenta la calidad de vida: amplía el mundo en el que vivimos y nos hace saber elegir y no conformarnos con cualquier cosa. Cuanto más aprendemos, más deseamos aprender.
El conocimento como medio para lograr el tipo de vida que queremos es fundamental. Y en ese tipo de vida el trabajo supone más de un 50%. De las veinticuatro horas que tiene el día, ocho las pasamos durmiendo, malgastamos varias en movernos de un sitio a otro y en tareas rutinarias inevitables como el aseo. De las aproximadamente catorce horas que nos restan, ocho se las lleva nuestro trabajo. Si este es agradable y divertido tendremos ya media vida en la que somos felices. Y si eso es así, tampoco estaremos dispuestos a amargarnos la otra media. H. J. Brown escribió: "Encuentra un empleo que te guste y habrás añadido cinco días a cada semana de tu vida". Pensad en el tipo de empleo que queréis tener. No es necesario ser muy ambicioso: puede que un abogado que gane muchísimo dinero no tenga tiempo para nada más que su trabajo. Y hay personas que son plenamente felices siendo amos o amas de casa y cuidando de los suyos. Por supuesto, no olvidéis que tenéis que aspirar a contar con lo necesario para vivir sin agobios.
El Instituto nos ofrece también otras cosas aparte de conocimientos y maneras de lograr más conocimientos. Supone un entrenamiento para vivir en comunidad. Aprender a respetarnos, a ayudarnos a convivir y crecer. Es nuestra preparación para el trabajo y la vida.

Etiquetas:

3 Comentarios:

Blogger Ana Echarri dijo...

Fantástico Meli, !!!yo tambien quiero volver al tuto!!!

9/07/2008 8:38 p. m.

 
Blogger Antonia dijo...

Aunque nueva y un poco despistada, también siento la alegria de comenzar un nuevo curso. Este año con la novedad de cambiar de insti la ilusión se hace mayor.
!!!Gracias Meli por tus lindas palabras de bienvenida !!!!.

9/08/2008 5:47 p. m.

 
Blogger Francisco Nicolás dijo...

¿Queremos volver?
La verdad es que por ver sólo la cara de ilusión por aprender, por descubrir, de algunos/as alumnos/as, sobre todo los/as más jovencitos/as, merece la pena.
Bienvenida a Antonia, al instituto y a esta nuestra comunidad virtual. Esperamos tu asidua colaboración.

9/14/2008 9:15 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home