sábado, abril 19, 2008

Darwin a nuestro alcance


Ayer leía, con sumo interés, la noticia de que la prestigiosa universidad de Cambrigde acababa de colgar en la red, y de manera gratuita, los manuscritos originales y las imágenes que Charles Darwin realizó y que le llevaron a su teoría de la evolución que revolucionó el mundo.
Tal como expresa la propia página, se trata de un trabajo ingente, ya que son más de 20.000 artículos y 90.000 imágenes (unos 1.86Terabytes ) las colocadas en la red por la biblioteca de la universidad de Cambridge, a la que fueron donados en depósito por su familia en 1942, en plena guerra mundial.
Consultar estos documentos era, hasta ahora, privilegio de científicos autorizados. Hoy día, la red ha conseguido que sean públicos y puedan ser consultados por cualquier persona.
En ellos podemos ver los dibujos que Darwin hizo cuando visitaba las islas Galápagos, en las que encontró, como sabemos, fascinantes criaturas que hicieron que se planteara la permanencia de las especies y comenzara a tratar su teoría de la evolución. Imaginemos la mentalidad de 1836, cuando comienza a elaborar su teoría y llega a la conclusión de que "el hombre desciende de los animales".

El trabajo de Darwin tuvo una influencia decisiva sobre las diferentes disciplinas científicas y sobre el pensamiento moderno en general. Sus teorías sobre la evolución y el origen del hombre provocaron una gran controversia religiosa y científica.

Se le objetaba fundamentalmente que la teoría no era capaz de establecer los mecanismos de transmisión genética de las especies (no se conocían aún las teorías de Mendel) y que no establecía una edad para la tierra que permitiera el proceso evolutivo, sobre todo teniendo en cuenta que las medidas realizadas por Kelvin respecto a la antigüedad de nuestro planeta no permitían dicho proceso por ser demasiado "joven". El descubrimiento de la radiactividad permitió realizar medidas precisas de dicha antigüedad y dar la razón a Darwin.
En cuanto a la controversia religiosa, se le llegó a acusar de negar la existencia de Dios y muchas religiones no aceptaron sus teorías. Aún hoy, algunas confesiones religiosas plantean dura batalla en USA para que esta teoría no se enseñe en las escuelas.

Cuando estuve a bordo del Beagle, como naturalista, me llamó mucho la atención la distribución de los habitantes de sudámerica y las relaciones geológicas del presente con los habitantes del pasado en esa parte del continente. Me dio la impresión de que estos hechos aclaraban el origen de las especies, ese misterio de misterios, como lo llamó uno de nuestros más grandes filósofos.

(de wikipedia) Charles Darwin, "El origen de las especies, 1859

Es esta una oportunidad única de dejarnos llevar por el trabajo de este magnífico científico, viendo sus anotaciones, gráficos; en definitiva, su interesantísimo "trabajo de campo".


Etiquetas:

1 Comentarios:

Blogger Ana Echarri dijo...

Gracias Paco por contarlo aquí.

4/19/2008 6:53 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home