jueves, diciembre 13, 2007

Memoria Histórica de Julio Castro: Navidad de 1940

Ley de de Memoria Histórica, recientemente aprobada por las Cortes Españolas, viene a “reconocer y ampliar derechos en favor de quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas o ideológicas, durante la Guerra Civil y la Dictadura, promover su reparación moral y la recuperación de su memoria personal y familiar”.

Desde aquí queremos recordar la historia de Jose Julio Castro Torres que en la Navidad de 1940, encarcelado por sus ideas en la prisión de Burgos, escribió y encuadernó primorosamente con la ayuda de sus compañeros de cárcel, los “9 Cuentos de Julio”, un hermoso regalo para sus hijos pequeños, Francisco y María Teresa.

Sesenta y siete años después lo tenemos en nuestras manos, no sólo para recuperar su memoria sino para hacer nuestros los valores que quiso transmitir a su familia y fueron la guía de una vida llena de dificultades.

Nació en Málaga en 1909 en el seno de una familia republicana. Estudió Magisterio y se afilió en1928 a la Federación Universitaria Escolar, asociación estudiantil que se enfrentó a la Dictadura de Primo de Rivera. En 1929 obtuvo el título de Maestro Nacional, ejerciendo su carrera en Benaque(Málaga) y Tineo(Asturias) donde puso en práctica el método de “sesión doble” que consistía en dar clase a los niños por la mañana y a los adultos por la tarde. En 1932 se afilió a la FETE-UGT y en 1933 vuelve destinado a Málaga, iniciando paralelamente sus estudios de Medicina en la Universidad de Granada. Hasta 1936 colabora con la revista republicana “Caracola” junto a otros intelectuales izquierdistas.

En 1937 es detenido y encarcelado en Málaga, al entrar en la ciudad las tropas franquistas. Fue condenado a la inhabilitación perpetua como maestro y 30 años reclusión, siendo trasladado al penal de Burgos donde escribirá los cuentos para sus hijos.

Liberado en 1943 terminó sus estudios de Medicina en 1948. Huyendo de la represión franquista, en 1950 se marcha a Buenos Aires donde desarrollará su carrera como médico y sobre todo seguirá luchando por las libertades en el campo de la divulgación médica, traducción de libros, colaboración con la cooperativa socialista “El Hogar Obrero” y el Centro Republicano Español en Buenos Aires. En 1968 murió prematuramente.

En su memoria, publicaremos “9 Cuentos de Julio” en nuestra bitácora para que su rastro no se pierda nunca. Desde aquí, gracias a su familia por permitir que sea posible.

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home