miércoles, enero 31, 2007

Las escuelas de la posguerra

Mis abuelos eran maestros. Esta escuela era la de mi abuelo Joaquín, padre de mi padre, y la imagen puede datar de 1950. La escuela estaba en un pequeño pueblo de la Galicia rural, donde también trabajaba él de practicante, porque los escasísimos sueldos de los maestros no daban para comer. Los muy pobres medios de que disponía la escuelas están a la vista: la edificación parece en ruinas, los niños están de pie junto a una pizarra que parece eso precisamente, una pizarra (trozo rectangular y pulido de roca de pizarra, usado como soporte para escribir y dibujar con yeso). Aunque se ve una niña al fondo, en los colegios niños y niñas estaban separados: ellas, con su maestra; ellos, con el maestro. En cambio había niños de todas las edades, y el profesor tenía que atender todos los niveles. Normalmente, cuando eran muchos, los mayores ayudaban a los más pequeños.

Esta era la escuela de mi abuela, madre de mi madre. En Ares, pueblo costero de la Coruña. Algunos cursos había más de sesenta niñas en el aula, también, como se puede ver, de todas las edades (las que parecen madres no lo son, son las niñas mayores). En primer plano se exhibe una gran olla: las niñas aprendían a cocinar, bordar, coser, incluso limpiar, algo de que los niños estaban exentos. La imagen es de 1955.

3 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Anónimo dijo...

He leido el articulo sobre la educación en la postguerra.Lo que más me ha llamado la atención es la descriminación que hacian en los propios colegios.
Un ejemplo de ello era que las niñas tenìan asignaturas distintas,entre otras,costura clases de cocina etc...
Esto se hacia no sólo en los años de la postguerra,yo tambien lo he vivido y ha sido en los años setenta.
Otra de las cosas es la separación de las clases entre niños y niñas,esto támbien se hacia en los setenta.
Con esto quiero decir que la manera que tenian de dar clase y las asignaturas que habia no se diferenciaron mucho durante 20 años.
Con esto no quiero decir que me identifique totalmente con los niños de la postguerra,pero,nuestros hijos a veces creen que la educación ha sido siempre igual y quisiera que supieran que están en una posición privilegiada.
Soy una madre del curso de informatica.
APROVECHAD LOS ESTUDIOS

2/15/2007 6:05 p. m.

 
Blogger KBULLA dijo...

Una vez fui de vacaciones a España. Era el año de 1965 y se suponía que iba a pasar el veraneo. El hecho es que me quedé 2 años (viviendo con unos tios) y por consiguiente me tocó ir a una de esas escuelas rurales.

El sitio era en Asturias (Langreo) y en la escuela habíamos como unos 40 a 50 niños y niñas. A diferencia de lo que se plantea en este post, allí todos estudíabamos mezclados y de paso, las mismas asignaturas. Una sola maestra se encargaba de todos los estudiantes, desde los pequeñines que estaban aprendiendo a leer, hasta los que se preparaban para ir al bachillerato, que eran muy pocos, pues la gran mayoría simplemente iban a cumplir con la educación básica obligatoria (para aquel entonces) porque la máxima ilusión de esos chicos y chicas era que con la aprobación de la primaria, podían ir a trabajar, obviamente con el VBo. de unos padres cuya pobreza no les permitía costearle a sus hijos los estudios superiores.

No me pregunten cómo, pero esa maestra impartía todas las materias o asignaturas (de todos los grados) y con un dominio envidiable. No había un niño al que no le revisara la tarea y le preguntara en torno a lo que le había mandado a estudiar para la casa el día anterior. La formación que adquirí en esos 2 años de "veraneo", todavía me sirve (aunque suene a lisonja) de mucho en mi vida como adulto en Venezuela, unos 40 y dele años después.

Ah, y yo era de los que llevaba a la escuela un pizarrín (de pizarra) y no recuerdo de qué era la barrita (muy dura para ser de yeso) con la que escribía. Todavía se me hace dificil entender, cómo podía jugar al futbol con un paquete de libros (incluyendo el pizarrín) y que nada se rompiera. Supongo que, a su manera, Dios se apiadaba de la inocencia de los crios y de la pobreza de sus padres.

Gracias por hacerme recordar uno de los momentos más felices de mi vida, cuando dejé una cosmopolitan Caracas y la cambíé por un modesto pueblín de la cuenca minera asturiana.

8/24/2007 3:01 a. m.

 
Anonymous Anónimo dijo...

hola estoy buscando información sobre un antiguo colegio interno de la posguerra al que asistió mi abuela estaba al parecer en Las Jubias,ruego si alguien sabe algo me lo mande al este mail:sara.tauro@hotmail.com
Un saludo.

2/11/2009 8:02 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home