domingo, octubre 08, 2006

ALCESTIS I

Nota previa: En toda obra de teatro clásica hay un coro, que es como un personaje más del drama, que de por sí no puede tener más de tres o cuatro. Sirve también para comentar la acción, dar detalles de los hechos narrados o exponer la propia opinión del autor o la que tendría el expectador sobre el tema.

CORO
(el coro estará formado por mujeres plañideras y vecinos de la casa de Admeto, teniendo cada semicoro un corifeo –portavoz-,un hombre y una mujer. Llamaremos “corifeo” a ambos, puesto que en griego esta palabra es invariable, pero precisaremos el género)

He aquí al hombre que recibió de los dioses, esos cínicos temibles, una dudosa recompensa por un dudoso servicio.
He aquí a Admeto, el desdichado.
He aquí al hombre que mueve su corazón entre la soledad y la pena.
El juguete de los dioses, como todos los hombres, reyes y esclavos, blancos y negros, tengan la cuna que tengan.
Admeto.
El antaño amo del mismo Apolo.

CORIFEO (hombre)

Os contaré la historia, ejemplo mismo de la envidia de los dioses.
Ejemplo mismo de la ingenuidad del hombre.
Apolo nunca fue afortunado en amores. Quién sabe por qué, el más hermoso de los dioses fue despreciado por Dafne, que prefirió convertirse en arbusto antes que aceptar sus abrazos.
Fue despreciado por Casandra, que le había prometido sus favores tras recibir de él el don de la adivinación.
Y Corónide, la bellísima, no tuvo el valor de rechazarlo, aun amando a un mortal, y de él engendró un hijo. Pero no renunció a su hombre, y Apolo la castigó con la muerte. Salvó a su hijo, Asclepio, médico tan extraordinario que dejó sin su triste tarea a la misma muerte.
Pero la muerte exige a sus siervos. La muerte no perdona.
Zeus clavó su rayo en el pecho de Asclepio.
Apolo quiso vengarse y acabar con los Cíclopes, aquellos que forjan el fuego de Zeus.
Para expiar su culpa, tuvo que servir en la casa de un mortal, en la casa de Admeto. Antes de partir, al recobrar su libertad, quiso hacer un regalo al amo, que se había portado bien con él. Premio o castigo, le prometió que, cuando le llegara su última hora, podía cambiar su vida por la de una persona generosa que se ofreciera a morir en su lugar.
Inmensa fue la crueldad del dios. Admeto se sintió feliz, incapaz, en los estrechos límites de su condición de mortal, de advertir la ironía. ¿Qué persona podía ofrecer su vida para salvarlo?
Fue la mezquina venganza de Apolo, venganza, no contra el hombre, sino contra su propio destino de eterno despreciado. Durante los años de su servidumbre en el hogar de Admeto, vio que el hombre era feliz, vio que aquella pequeña criatura que él podía aplastar con un gesto era feliz. Era amado. Amado. Por una mujer quizá insignificante.
Alcestis es, aún lo es, dulce y hermosa. Pero
No es ese su defecto principal.
Es una esposa devota. Pero
No es ese su defecto principal.
Ah, la envidia de los dioses.
Ah, la soberbia humana, tan peligrosa que incluso inconsciente atrae el castigo. Inclemente, disfrazado, tan sutil que puede percibirse incluso como recompensa.
Ese fue el castigo.
Procedente de un dios despreciado, siervo por un corto espacio de tiempo de un hombre profundamente amado.
Decidme, si no,
¿Quién podría ofrecer su vida para salvarlo?
Ella. La enamorada.
Para qué decir más.
¿Es necesario explicarlo?
¿Sí?


1 Comentarios:

Anonymous enriqueg dijo...

Muy buena historia meli sobre Alcestis ;)

Por cierto, como no puedo poner un tema sobre lo que voy a decir pues lo digo por aquí.
El problema es que por lo que se ve Antonio Alpresa el antiguo profesor ya jubilado que pone el belén, ha dicho que este año no va a poner el belén, entonces lo que quiero decir con esto es que habrá que buscarse la vida, yo como todos los años ayudo, pero voy a ser el encargado de que se ponga si o si, así que hago un llamamiento a alumnos y profesor que se ofrezcan voluntarios para ayudar los martes y jueves por la tarde a montar el belén, digo profesor para ayudar a poner lo que es la electricidad mas que nada ;) Gracias y si puede ser haced un tema sobre esto para que participen la gente esque o si no vamos a perder la tradicion desde siempre de poner el belén ;)

10/09/2006 9:37 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home