lunes, junio 05, 2006

EPÍLOGO


¿Qué hay en esta forma exterior del hombre
para que sea amada?

Soy de Ulises
A Ulises pertenezco
y en esta pertenencia me complazco.

Otra vez Eros me empuja

Rompió el astro su ruta
me devolvió el amor el solsticio de invierno.

No hay sol que más caliente en el desierto cielo.

Asomada al balcón como asomada a un puente
Despedí a los vencidos pretendientes
Que portaban sin gloria su vela o su bengala.
Las calles como amplios salones con arañas.
Ha regresado Ulises.

Tejía su gran tela en las horas del día
volvía destejerla en la noche a la luz de las hachas.

El cielo de repente
se desviste de estrellas.
Golpea las fachadas
La luz rosa del alba.
Abandonan las calles los noctámbulos aprisa.

Tensó el arco el mendigo.

Soy de Ulises
A Ulises pertenezco.
Antínoo, detente, escucha:Es mi tela el amor que de sí mismo se alimenta.
Hay una sinfonía de agua en las aceras,
De mangueras que esparcen músicas extrañas.

Miles de brazos que se estiran,
Miles de mejillas buscando el último calor
Nocturno de la almohada.

Ojos brillantes buscando las ventanas,
Repitiendo en las flores la libación del agua.

Cerrando los ojos prolongo la negrura

...volvía a destejerla...

Eurímaco, él ha vuelto.

Otra vez Eros me empuja
Dentro de la red inextricable.

Soy de Ulises,
A Ulises pertenezco
Y en esa pertenencia me complazco.
Que prefiero ser
La flecha rota inútil olvidada en su faretra
Que la más afilada y preciosa de la vuestra.
Pues así es el amor y así funciona.


Cita inicial: JOHN WEBSTER: “La duquesa de Amalfi”
“Otra vez Eros..”: ÍBICO, PMG 287
“No hay sol...”: PÍNDARO, 1ª Olímpica
“Tejía...”, “Tensó el arco...”: HOMERO, Odisea.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7/23/2006 11:50 a. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home