viernes, mayo 05, 2006

HELENA (EL EXILIO)


Las luces a lo lejos, aun insignificantes,
Siempre resultan promesas.
Yo tuve un compañero que huyó por el camino de la risa.
Pronto lo olvidé.
Neutralicé suspiros. Huí también.
Aquella nunca fue mi patria.

Melancólicos frustrados colocaron sus pies
sobre mis huellas.
-la sinrazón se cuela fragante en la terraza,
se arrodilla sumisa y trepa aduladora.
Sólo hará daño traspuesta la mañana-.

Yo desertora, traicionera, vaga,
Jamás en el lugar donde me esperan.

Yo tuve un compañero que ideó mi ficción,
Diseñó mi aparente coherencia,
Disolvió mi esencia de sirena
Y mi arduo aprendizaje de inconstante.
Pájaro cautivo, huí también.

No, no fue mi patria.
Nunca me persiguieron en un puerto
Los blancos pañuelos
De las despedidas.
Los besos en las manos que querían ser alas.
Tiembla a la vez que tiemblo
La seda que me adorna.
Se abre mi corazón
Como la flor se abre.

El mar en mis ojos,
Los puñados de arena
En las manos apretadas,
El largo cabello que cubrí de aromas
Que lavó el agua y perfumó la sal,
El músculo de repente tenso, fuerte y decidido,
La piel dorada, fresca y dócil.

No tuve compañeros.
Solo peldaños en la huida,
Escaleras hasta la nave oscura,
Látigos del sosiego,
Expectativas.
Ellos me suponen el dolor de las heridas
Que no existen,
Engañan al respetable
Con soberbias falacias.
(ahora visto de nubes desflecadas.
La esquirla penetra vengadora,
Hiende mi carne que no sangra).
Aquella nunca fue mi patria.

Abandoné,
Rápido el vuelo como las instrucciones.

Excúsame. Como excusé tu demora,
Tus palabras vacías.
Tus manos vacías
De presentes que continuo pregonabas,
Historias, personajes que fingías.

Yo tuve un compañero que fue dulce y perfecto
Que huyó por el camino de la risa.

Yo huí también.
Cumplía mis promesas,
No derramaba lágrimas,
Pronunciaba segura las palabras precisas.

Adoraba bailar.

1 Comentarios:

Blogger MELI dijo...

Mi destino, que oscila
entre la tierna espada de Ayax
y otra Salamina,
me trajo a esta playa.

...También yo fui arquero en la guerra.
Mi destino fue el de un hombre equivocado.
Ruiseñor, pequeño poeta,
también en una noche como esta en las playas de Proteo,
te escucharon las esclavas espartanas y se lamentaron.
Y entre ellas -¡Quién lo diría!- ¡Helena!
La que perseguimos durante años en el Escamandro.
Estaba allí, en los labios del desierto. La toqué y me dijo:
"No es verdad, no es verdad", gritó.
"Nunca subí al navío de proa azul.
Nunca pisé la tierra de la aguerrida Troya".
...Así lo quisieron los dioses.
Y Paris dormía con una sombra como si fuera un ser vivo.
¡Y nosotros muriendo por Helena durante diez años!
Un gran dolor había caído sobre Grecia.
Tantos cuerpos arrojados
a las fauces del mar, a las fauces de la tierra...
Tantas almas
entregadas a las piedras de molino, como el trigo...
Y los ríos hinchaban su sangre en el lodo
por un estremecimiento de lino, por una nube,
por un temblor de mariposa, por un plumón de cisne,
por una camisa vacía, por una Helena.

...En Chipre besada por el mar,
donde me ordenaron que recordara a mi patria,
anclé yo solo con esta leyenda.
Si es verdad que se trata de una leyenda.
Si es verdad que los hombres ya no caen
en el antiguo engaño de los dioses.
Si es verdad
que algún otro Teucro, después de muchos años,
o un Áyax o un Príamo o Hécuba
o un desconocido anónimo, aunque
haya visto el Escamandro desbordado de cadáveres,
no tiene por destino escuchar
a los mensajeros que vienen a decir
que tanto dolor y tanta vida
se han hundido en el abismo
por una túnica vacía, por una Helena.

Yorgos Seferis, Diario de a bordo III. Narra el momento en el que Teucro, camino de Chipre con la misión de fundar en dicha isla una colonia homónima de su metrópoli, arriba a Egipto y encuentra allí a la verdadera Helena, siguiendo la antigua tradición de Estesícoro, en la cual Paris solo llevó a Troya un fantasma de Helena, mientras que la verdadera aguardaba en Egipto, bajo la protección del rey Proteo, el regreso de su legítimo esposo, Menelao.

Traducción de J. Antonio Moreno Jurado

5/05/2006 10:19 a. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home