viernes, febrero 10, 2006


En la cabecera de esté recién inaugurado blog aparece la palabra PAZ como intentando surgir con timidez pero a la vez con confianza, buscando un hueco en nuestra comunidad, un hueco que sea grande, muy grande, ¡que desborde al propio centro!.
Todos los alumnos apoyarían, como de hecho lo hicieron hace unos días, la idea de Paz, en general y con mayúsculas; estarían dispuestos a escribirla en pancartas, en escenificiarla de alguna manera, en hacer murales...etc. Participarían en actos conducidos por los más comprometidos (gracias a estos se pueden llevar a cabo), pero mientras contemplan dichos actos, en sus móviles de útima generación guardan escenas violentas que se pasan de unos a otros, que se descargan de internet y cuyo principal objetivo no es otro que mostrarla a los demás y "comentarlas" -ya suponemos de qué manera- así como intentar conseguir mostrar "la más fuerte"......
Mientras tanto suena "Imagine" y tal vez la canten o simplemente la tarareen.
Acabados los actos seguirán visionando esas imágenes y tal vez incluso grabando en vivo imágenes violentas...
Tal vez tengamos que centrarnos mucho más en escribir la palabra paz así, con minúscula y buscarla en el entorno más íntimo, en el más cercano, para ser de verdad nosotros mismos, con esos detalles a los que parece que no dais importancia, los que vayamos haciéndola más grande.
Comencemos por borrar esas imágenes de los móviles y muy agradecido a aquellos que lo hagáis pues acabais de poner vuestro granito de arena para engrandecer la palabra.

3 Comentarios:

Blogger Ana Echarri dijo...

La paz en minúsculas, la paz cercana, en nuestro entorno, en nuestras aulas, pasillos, en el patio, en los móviles y en Internet. Todos los días, no sólo los "señalaitos", con todos, entre todos y todas.
Esa es la paz que buscamos, que debemos construir, nuestro gran reto.

2/10/2006 8:25 p. m.

 
Blogger Rosa Baena dijo...

Ante este post sólo se me ocurre una sonrisa de esperanza y el deseo de ofrecer mi granito de arena.
Tal vez nunca debimos perder la paz. Preguntarnos por qué la perdimos es un buen camino para encontarla de nuevo.

2/11/2006 8:09 p. m.

 
Blogger Juana G. Linares dijo...

Gracias Paco por tu sensibilidad, por tu mirada serena ante los acontecimientos y por tu llamada de atención sobre la paz. Es necesario dedicarle aún más tiempo a reflexionar sobre ella y sobre los conflictos en los que nos movemos a diario y una buena manera es invitar al alumnado a prescindri de escenas violentas.

2/11/2006 9:50 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home