jueves, marzo 02, 2006

Melocotones y Patrimonio

La vida fluye constantemente en direcciones imprevisibles. Esta mañana, para muchas personas, las III Jornadas han pasado a un segundo plano. Nos hemos despertado con una lata de melocotones en nuestro corazón para ofrecérsela a nuestro compañero Jose Ramón Martín.
Rosa Baena:
Gracias, Paco, me has proporcionado una magnífica oportunidad para reflexionar nuevamente sobre el concepto de patrimonio con mis alumn@s, sobre ese patrimonio inmaterial nuestro, vivido, sentido, recordado y ,como vemos, transmisible a través de los siglos. Gracias, Paco, en nombre del grupo e_ Patrimonio por tu especial colaboración en defensa de tu patrimonio que ya es también nuestro. Y a tí, Jose Ramón, queremos regalarte estas latillas de melocotones naturales, hechas con mucho amor.


Rocío Rodríguez:
Le deseo que se recupere muy pronto y que esta costumbre patrimonial, el llevarle un bote de melocotón a los que están enfermos, se siga haciendo. Ahora, podemos pensar que el Patrimonio, nuestro Patrimonio, no sólo se identifica con Arte y Monumentalidad, sino que también recorre nuestras costumbres (entre otras muchas cosas más) que aunque se vaya perdiendo poco a poco, algunos siempre las recordarán. Cuídese Jose Ramón, y vuelva pronto.

Penélope Martínez:
Fue una pena no tenerle de profesor otra vez en el nuevo curso; siempre recordaré lo mucho que me reía en sus clases desde mi primer año en el instituto. Con seguridad la noticia fue toda una sorpresa, nunca se me pasó por la cabeza que algo así pudiera pasarle a una persona tan divertida y simpática, de la que apenas recuerdo una mala cara. Como alumna de Patrimonio me ofrecería, sin dudar, a llevarle un tarro de melocotones si siente el menor antojo, y colaboraremos así a no perder nuestro patrimonio. I do hope you get better soon, more teachers like you are required.

Fran Castro:
Hola Jose Ramón, bueno o Hello dear teacher... desearle que se recupere lo más pronto posible para tenerle de nuevo en nuestras filas y también que se le echa de menos en las clases de inglés. Aunque este año no esté en su clase me hubiese gustado, en la que estoy ahora también estoy bien. Hay veces en las que pasa lo peor a los mejores pero las aguas simpre vuelven a su cauce. De bético a bético otra lata de melocotón. Recupérese pronto.

Patrimonio Vivo _ Vive tu Patrimonio.

Salu2. Grupo e_Patrimonio 2º Bachillerato.

2 Comentarios:

Anonymous Paco Nicolás dijo...

Gracias por la atención que habéis prestado en patrimonio a mi post. No te quepa duda que esas nómadas latas de melocotón forman parte del patrimonio personal de muchas, pero que muchas personas de una época. Y es que uno ya va siendo mayor...

3/02/2006 10:53 a. m.

 
Blogger angela dijo...

Yo que crecí en el Madrid grisáceo y frío de los 50, era una niña muy propensa a las anginas. Mi abuelo me traía un TBO y un tocinillo de cielo, mi abuela me dedicaba cuentos por la radio.
Boss, nos has dado un susto enorme. Necesitamos tu socarronería, así que recibe melocotones, TBOs, tocinos de cielos y cuentos radiofónicos, todas las energías buenas para que te recuperes pronto y nos dediquemos a comer pipas en el rinconcillo del sol.

3/02/2006 4:45 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home